Herramientas de accesibilidad

Fritts Placas solares en Alicante y Albacete
Placas solares en casa de campo

¿Cuántas placas solares son necesarias para una casa de campo?

Las placas solares reciben también el nombre de paneles solares o paneles fotovoltaicos. Esta tecnología sirve para convertir la energía que se recibe del sol, que se compone de fotones, en energía eléctrica. Para llevar a cabo este proceso, instalamos paneles formados por células fotovoltaicas que atrapan la radiación solar. Su funcionamiento es bastante sencillo. Mediante una capa de silicio y fósforo y otra de boro, se obtienen cargas negativas y positivas y se genera la electricidad. En este artículo, vamos a exponer cuántas placas solares son necesarias para una casa de campo.

Factores a tener en cuenta

Se debe tener en cuenta que la casa de campo es, por norma general, una vivienda aislada. Por eso, la electricidad dependerá, en buena medida, de la producción que se obtenga mediante las placas solares. La elección de las baterías juega un papel de vital importancia también en este punto. Por esta razón, hay que tener una serie de factores en consideración a la hora de instalar un sistema. Entre ellos, destacamos que se ajuste al consumo de la familia, que asegure un suministro adecuado todos los días del año y a cualquier hora del día. En general, consideramos relevante, a la hora de calcular el tamaño de una instalación fotovoltaica, lo siguiente:

– Ponerse siempre en manos de profesionales: Muchas páginas de Internet ofrecen un cálculo aproximado de la cantidad de placas solares que se puede necesitar. Pero solo un profesional conseguirá obtener una cifra ajustada a la realidad. Es mejor dejar el cálculo de la capacidad de la instalación a quien tiene la experiencia necesaria.

– Tipo de uso que se le va a dar: Es importante distinguir si la casa de campo es una vivienda habitual, si es una segunda residencia o si, únicamente, se va a acudir los fines de semana o en vacaciones. La razón es porque no se va a gastar la misma cantidad de energía eléctrica en cada uno de los casos.

– Conocer el consumo usual de la vivienda:Tener en cuenta los aparatos eléctricos que se van a utilizar y cuánto consumen es fundamental. De esta forma, sabremos cuánta electricidad se necesita. Es relevante también calcular la frecuencia de uso, puesto que hay electrodomésticos, como el ordenador, que se emplean mucho, pero consumen poco. Por otra parte, otros son necesarios nada más en momentos puntuales, aunque requieren un gran gasto energético.

– Horas concretas en las que se produce el consumo: Conocer en qué horas se produce el mayor consumo es trascendente para no quedarse sin electricidad. Así, calculamos la capacidad que se necesita en las baterías solares y nos aseguramos el suministro durante todo el día y, especialmente, por la noche.

– Cuál es la potencia que puede producir cada placa instalada: Depende del fabricante, del modelo que se elija y del tamaño.

– Horas de luz solar: Es vital conocer cuántas horas de luz tiene un punto geográfico determinado para calcular el tamaño de la instalación fotovoltaica. El clima es otro factor que afecta a la cantidad de horas de luz.

Necesidades energéticas

Calcular el consumo no es una cuestión sencilla. Si consideramos que las necesidades energéticas van a ser las mismas que las del hogar usual, la factura de la luz puede aportar información de interés. Sin embargo, lo normal es que no se pase el mismo tiempo en una casa de campo que en una primera residencia. En ese caso, será necesario calcularlo aproximadamente.

La necesidad energética se compone de una serie de elementos que, sumados entre sí, dan el gasto energético. Debemos tener en cuenta el número de electrodomésticos que se usan a lo largo del día, la potencia que tiene cada uno y las horas aproximadas que están encendidos.

Este cálculo deberá ser más exacto cuanto más tiempo se pase en la vivienda. Si es una vivienda de uso habitual, quizá, convenga sobredimensionar el gasto para no carecer nunca de energía. Por norma general, una casa de campo es una segunda residencia, así que, en principio, no sería necesaria una instalación fotovoltaica muy por encima de las necesidades.

Dimensiones del tejado

Las dimensiones del tejado donde se va a instalar el sistema también son importantes. Las placas fotovoltaicas tienen diferentes tamaños y este es un factor fundamental a la hora de elegir instalación. Además, en el tejado, puede haber obstáculos que impidan una correcta colocación. Algunos de ellos son:

  • Salidas de humo y chimeneas.
  • Ventanas y tragaluces.
  • Estructura de un ascensor.
  • Zonas del tejado que se encuentran en sombra.

Teniendo esto en cuenta, se elegirá el mayor tamaño posible, puesto que, cuanto más grandes son los paneles, mayor cantidad de energía generan. Sin embargo, lo normal es que la vivienda no cuente con una superficie grande de tejado, es probable que, en estos casos, se prefiera una instalación de paneles de menor tamaño. La mayoría de los profesionales recomendamos placas de 450 Wp.

Ubicación de la casa de campo

La ubicación es uno de los factores esenciales a la hora de elegir una instalación. Dependiendo del lugar en el que se encuentre, la casa de campo dispondrá de más o menos horas de sol. Esto influye en el tamaño de las placas fotovoltaicas, así como en el tipo de baterías que requieren.

Las horas de sol vienen condicionadas por la ubicación geográfica y por el clima. En general, la península ibérica goza de un número de horas importante de radiación solar, unas 2.500 al año. Estas horas no se reparten de forma uniforme, sino que en el sur son mucho más abundantes que en el norte.

El clima también condiciona la radiación solar que recibe un punto concreto del planeta. En general, las zonas con clima mediterráneo tienen menos precipitaciones que aquellas de clima oceánico y, por lo tanto, los días de cielo cubierto serán también menores. Hay que tener en cuenta esto, ya que unos días de cielo encapotado pueden reducir significativamente la disponibilidad energética.

Son muchos y variables los factores que consideramos antes de saber cuántas placas solares son necesarias para una casa de campo. Por eso lo mejor es acudir a profesionales que comprueben las características del lugar y decidan la instalación que más se ajusta a las necesidades concretas de la familia.

Quizás te interese

PPA acuerdos de energía solar

¿Qué son los PPA? Definición y tipologías 

En el arduo camino hacia la sostenibilidad empresarial, los PPA nacen con una sola premisa. La Rentabilidad. Es por ello que en el ámbito de las energías renovables, los acuerdos de compra de energía (PPA, por sus siglas en inglés) han emergido como una herramienta fundamental para fomentar la implementación de proyectos de autoconsumo energético.  Dentro de este marco, las

Leer más
es_ES